.

.

sábado, 6 de febrero de 2010

El Origen de Los Dinosaurios


El origen de los dinosaurios


¿Cúal es el origen de los dinosaurios?


Los antepasados de los dinosaurios fueron un grupo de arcosaurios primitivos llamados tecodontos 
que aparecieron a principios del periodo triásico. Algunos arcosaurios se convirtieron en verdaderos cocodrilos y otros en pterosaurios, reptiles voladores con alas compuestas de membranas finas de piel apoyadas sobre un solo dedo en forma de palo.



También otros arcosaurios adoptaron la postura bípeda (sostenidos sobre dos patas) y ciertas especies de estos reptiles evolucionaron finalmente en dinosaurios.


Los restos fósiles más antiguos, pertenecientes a ambos órdenes de dinosaurios -los
saurisquios y los ornitisquios- se han datado en 230 millones de años.Tenían aproximadamente medio metro de longitud y se alimentaban de pequeños animales así como de plantas tiernas.



El  Eoraptor fue uno de los primeros saurisquios, con 1 m de longitud y cráneo primitivo. El Herrerasaurus, de 3 m y unos 250 kg, era un saurisquio (según algunas clasificaciones) relativamente grande que se alimentaba de carne y presentaba una pelvis primitiva.



A partir de la segunda mitad del periodo triásico, los saurisquios fueron aumentando lentamente en tamaño y número. Los ornitisquios empezaron a diversificarse a principios del periodo jurásico.



Hacia mediados de este período, la mayoría de las variedades de dinosaurios ya había
aparecido, incluidas aquellas que superaban en tamaño a los elefantes actuales. Se habían convertido ya en la especie animal de mayor tamaño y más abundante de la Tierra, y la era de los dinosaurios había comenzado.



¿Cómo vivían los dinosaurios?


Alimentación



Existían dinosaurios carnívoros, algunos eran devoradores de
plantas y otros tenían una dieta mixta de carne y plantas, como
los humanos.



Los restos fósiles de dinosaurios nos brindan mucha información acerca de los que este animal comió cuando estaba vivo. Los indicios más importantes han sido aportados por la forma y disposición de las mandíbulas y dentaduras.

Incluso la forma general del cuerpo de un dinosaurio nos ofrece algunos datos: los carnívoros suelen tener la cabeza
grande, corta y el cuello poderosos, para poder arrancar bocados de carne a una víctima; en cambio, los herbívoros (en la imagen) tenían el cuello largo eran muy útiles para conseguir alimento de las copas de los árboles.


Hábitat


Pangea
Cuando
los dinosaurios dominaban la Tierra, los continentes no
estaban distribuidos como hoy. Antes de la Era de los
Dinosaurios todos los continentes formaban parte de un
supercontinente llamado Pangea. Hacia el final del Triásico,
esta masa terrestre empezó a dividirse, y sus fragmentos se
desplazaron lentamente hacia sus posiciones actuales.

Dinosaurios del Polo Sur
Como
tu sabes en el Polo Sur hace muchisimo frío. En la gran masa
terrestre de la Antártida casi ningún animal o planta puede
sobrevivir, pero hace 140 millones de años los dinosaurios
quizá caminaran por el mismísimo Polo, donde hoy no hay más
que nieve y hielo.

Los dinosaurios vivieron sobre la Tierra durante unos 150 millones de años y no es sorprendente que su mundo cambiase sustancialmente en el transcurso de ese tiempo. Los continentes, que al comienzo sólo eran una gran masa de tierra, fueron separándose hasta optar la disposición moderna que conocemos ahora.



A comienzo de la era de los dinosaurios, en el paisaje dominaban arbustos parecidos al helecho. Luego llegó un tiempo en el que aparecieron los bosques de colosales. Más adelante sucedió el cambio más importante cuando aparecieron las primeras plantas de flores (fanerógamas).


Los dinosaurios tuvieron que adaptarse a días de mucho sol y noches de oscuridad.


También se producían continuas erupciones volcánicas, violentas
tormentas y riadas repentinas.


¿Por qué cambió tanto el clima durante la Era de los Dinosaurios?



Una razón es que cuando aparecieron los primeros dinosaurios, todos
los continentes estaban unidos. Eso significa que habían muchas regiones donde no llegaban los vientos del océano, cargados de lluvia, y por eso el clima era más seco. Pero cuando los continentes empezaron a separarse, el clima cambió progresivamente.



En el período Jurásico, grandes porciones de tierra quedaron cubiertas de mares poco profundos, y los vientos del mar llevaron la lluvia a zonas que hasta entonces eran desiertos. En el Cretácico, los continentes se parecían mucho a los actuales.


Comportamiento



El comportamiento de los dinosaurios estaba regido por su metabolismo y por su sistema nervioso central. El metabolismo, es decir, la transformación de los alimentos en energía, afectaba a sus niveles de actividad.


¿Los dinosaurios eran de sangre fría o de sangre caliente?



No está totalmente claro si eran puramente homeotermos (endotérmicos o de sangre caliente), como los modernos mamíferos, o poiquilotermos (ectotérmicos o de sangre fría), como los reptiles de la actualidad. Los primeros regulan la temperatura corporal mediante el metabolismo y no dependen de la temperatura del medio ambiente. Como resultado, presentan mayores niveles de actividad y mayores requisitos de energía que los ectotérmicos.


 Éstos tienen un metabolismo más lento y regulan la temperatura corporal aprovechando las variaciones de la temperatura exterior y poniéndose al sol para mantenerse calientes, o a la sombra para refrescarse. Si fuera posible determinar si los dinosaurios eran de sangre caliente o de sangre fría, los paleontólogos podrían descubrir si se comportaban como los mamíferos actuales o como losreptiles.


Los cambios graduales en la anatomía de los dinosaurios sugieren que los ritmos metabólicos y los niveles de actividad se incrementaron a medida que evolucionaban; algunos científicos opinan que esto esuna señal de que los dinosaurios fueron cada vez más endotérmicos.


En general, el tamaño del cuerpo del dinosaurio fue disminuyendo a lo largo de la última mitad de la era de los dinosaurios, su necesidad de actividad y las reacciones metabólicas para mantenerse calientes fueron incrementándose. Los animales más pequeños disponen de más superficie corporal en proporción con su volumen, lo que les hace perder más calor al
irradiarse éste a través de la piel.


Las hileras de dientes
de los dinosaurios aumentaron de tamaño, permitiéndoles masticar mejor los alimentos; los conductos respiratorios se separaron de la cavidad bucal y así consiguieron masticar y respirar al mismo tiempo. Es posible que estos cambios ayudaran a los dinosaurios a digerir los alimentos y transformarlos en energía de manera más rápida y eficaz, facilitando así el metabolismo.



El sistema nervioso central de los dinosaurios afectaba a la flexibilidad de su comportamiento, es decir, a la capacidad de adaptarse a las situaciones cambiantes.


Los científicos afirman que la relación entre el tamaño del cerebro y el peso del cuerpo se incrementó a medida que el animal evolucionaba y, como consecuencia, la flexibilidad de su
comportamiento también aumentó. A través del examen de los restos fósiles, los paleontólogos han identificado algunas de las características físicas de los dinosaurios.


Algunas marcas de piel muestran que ésta presentaba una superficie seca, dura y escamosa. 



Los ojos tenían aproximadamente el doble del diámetro de los de los mamíferos actuales.


¿Se preocupaban de sus crías?
Hasta
hace poco tiempo se pensaba que sólo se ocupaban de sus
crías las aves y los mamíferos, mientras que los reptiles se
limitaban a poner los huevos y después los abandonaban a su
suerte: sin embargo, las observaciones de campo de los
cocodrilos, durante la década del setenta, demostraron que
ayudaban a sus descendientes a salir del cascarón y los
llevaban hasta el agua. Por lo tanto, los científicos que
estudiaban el tema no se sorprendieron demasiado cuando,
durante la década del ochenta, se descubrieron pruebas de
que los dinosaurios también se ocupaban de sus crías.

La mayoría de los dinosaurios ponían huevos.
En China y la India se han encontrado extensos yacimientos de cascarones enteros y fragmentados, lo que sugiere que las grandes colonias de anidación eran comunes. En Montana, Estados Unidos, se han encontrado restos que contienen tanto huevos como crías recién salidas del cascarón. Las capas de nidos superpuestas sugieren que los dinosaurios volvían, año tras año, a los mismos lugares de anidamiento. En Lourinha (al norte de Lisboa, Portugal), un grupo de paleontólogos descubrió en junio de 1997 un nido de carnívoros bípedos del jurásico superior que conserva más de 100 huevos de estos animales, algunos de ellos con los esqueletos de susembriones.



En proporción con el peso de la madre, los dinosaurios ponían huevos
más pequeños pero en mayor número que las aves. De hecho, los huevos más grandes que se conocen son 7.400 cm3 más pequeños que los huevos de ave más grandes que se conocen, que tienen 12.700 cm3 de tamaño.


El gran número de huesos de dinosaurios
pequeños encontrados en las colonias de anidación indica que el índice de mortalidad entre las crías era muy alto. Los anillos de crecimiento que se conservan en los huesos sugieren que los dinosaurios primitivos crecían más lentamente que sus descendientes. Tras evaluar estos anillos de crecimiento junto con el tamaño del cuerpo y las tendencias de longevidad de los reptiles modernos, algunos paleontólogos sugieren que los dinosaurios gigantes vivían una media de más de 100 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.

.

Archivo del blog

.

.

Red Amigos del Mundo Virtual

.

.